Blogia
Nevares

LA SIRENA Y EL MAR ( Alegoría )

LA SIRENA Y EL MAR  ( Alegoría )

Toda la noche llevo esperando que se abra el mar

y que salgas con los senos encendidos,

bañada de espumas y gaviotas, con tu cola de pez

y un delfín en cada glúteo.

Como espera el ciego la aurora,

con sus tiernas manos, rosadas y pedigüenas,

las arenas se arrodillan ante este nuevo signo.

Los peldaños serán de otra forma, menos miserable,

y las angustias, ¡todas!

se disolverán en la miel de los acantilados.

Hasta Dios pondrá al día sus cartas de navegaciones;

otro será el contenido de las botellas de vino.

La luz, encerrada en el pequeño relámpago del vibrator,

llegará para campanear las oscuridades de cada convento,

transformando las dudas del rezo en mariposas de papel.

Y cuando tú salgas, estará completa la fiesta de todos.

 

Habrán arado ya el mar los laboriosos coleópteros

y el pan brotará desde las espumas en suficiente cantidad.

Otros ordeñarán las nubes

y los demás espigarán las duras cercas en que tropezaba la propiedad.

Faltarán bocas para comérselo todo

y el hambre y la peste se retirarán a los últimos cuarteles del infinito.

¡He aquí que los Libros están vivos,

como fueron pensados!

¡He aquí que las palabras se yerguen como los héroes

desde sus tumbas ilustres!

Que la desnudez ya no es amarga. Nunca lo fue en verdad.

El toque del clarín será cuando tú salgas del mar,

cuando el mar brote con tus senos encendidos, con tu cola de pez

y reparta sus aromas de mujer legendaria,

fecundando de nuevo el mundo.

 

 

Autor: Julián Rojas.

Derechos Reservados de Autor

bajo la responsabilidad del mismo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres