Blogia
Nevares

CRUCIFICADO A LA MESA DEL PALADAR.

CRUCIFICADO A LA MESA DEL PALADAR.

Crucificado a la mesa del paladar

por los ganglios hambrientos de esa tarde

me han disparado de todo

un café en la penumbra de los clavos amargos

luego dos botellones de cerveza fría

dándome en el apetito voraz con todas esas salsas blandas

 

Veinticinco millones de sensaciones verdes

como si mi esqueleto no tuviera

los dos codos articulados de metal pensante

y cae por la borda una reineta acuartelada en arroz

como un traje de novia

un puré soberano que sobra a las sobras amarillo como el carey

huyendo de sus pernos de aceite

 

Voy sacando cuenta de las muelas que me quedan

oh laborioso zapatero del barrio

y los calamorros de combate que mandé

a reparar al dentista

porque me mordían los tobillos sus lenguas incaicas

 

Zafarrancho en la cocina esofágica

por culpa de las plumas de la alegría que a veces se desatan

pájaro inclasificable

cuando te tengo vestida como un carnaval

y ya no importa qué muerdan mis hambres colectivas

que mañana sea martes o júpiter

con tal que sea

me alimenta el júbilo de otro paladar

el café con mesitas entre mis encías

la voladera de las sillas cuando te caes para acá

en plena profundidad de sienes

y salen garras de mis ganglios satisfechos

y hasta camellos se pasean entre las hormigas del barrio

oh laborioso zapatero oh oh oh tierno dentista

 

 

Autor: Julián Rojas.

Derechos Reservados de Autor bajo responsabilidad del mismo.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres