Blogia
Nevares

FINAL DE MARZO.

FINAL DE MARZO.

Qué fuertes son las nubes que se llevan el sol

como el grito al niño en la oscuridad del sueño

y más fuertes las olas que graban el rumor del paso del tiempo

sobre la candidez de las rocas

Ambas atraviesan nuestros collares de miradas brillantes

que siempre tejen la vida en torno a la esperanza de algo más seguro

porque somos sólo palomas viajeras untadas en la palabra de Dios

y si hay algo negro en nuestros picos en nuestras alas

es porque de allí nos tomó Él al sumergirnos

 

¿Los trenes han de ser negros andamios de demonios?

¿Sólo suspiros de ilusiones los torreones de la fábrica

los anillos de boda del humo?

¿Y el carbón del lápiz un intento de fuga?

La luna otorga permiso de circulación

a los días que van cayendo hacia atrás

y que navegan como buques fantasmas sobre el recuerdo

pero de repente en la conjunción del rayo y la estatua

nace el trino del amor que enhebra dos tumbas silenciosas

 

Sus inquilinos se enamoran

a partir del hierro de sus nombres que ya olvidaron

y se aman con la fuerza de la mirada

que todavía enciende las lámparas

desgastadas como joyas en el fondo de sus cuencas

¡Tanto valor en el árbol viejo

que ni siquiera sirve para un incendio!

En la puntada certera del cerebro yace

el zapatero prodigioso del destino

y se firma la alianza entre el camino y los pasos

¡Oh la ventana herida por el resplandor de tanta muerte!

Y el pedernal que queda impregnado de vida

¡Oh la biela poderosa de la mirada que logra unir a dos muertos!

Y el cementerio todo huye como un loco despavorido

con la luna incendiada entre sus brazos

 

 

Autor: Julián Rojas.

Derechos Reservados de Autor bajo responsabilidad del mismo.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres