Blogia
Nevares

EL VIENTO AZUL AZOTA MI CARA.

EL VIENTO AZUL AZOTA MI CARA.

A siete años-luz de distancia,

rota la escafandra,

el viento azul azota mi cara.

Hay fuego por todas partes.

Son unos gases densos, sulfurosos.

 

Y a pesar de los tres soles inmensos sobre el cielo,

hace un frío de los mil demonios.

Todo esto ya lo vivió Dante, según recuerdo,

pero sólo en el papel arrugado de su ilusión.

Para mí, en cambio, es la brutal realidad.

 

Y no puedo volver.

No hay nave ni velas que desplegar,

ni siquiera unos remos.

Sólo el inmenso bostezo azul del cielo.

Y este silencio,,,este silencio que ahoga.

 

Y, luego,

tenerme a mí mismo, como única compañía,

lo que es poco.

Oh cuán inservibles son mis manos!

Y qué inútiles mi frente, mis piernas,

mis nervios, mis sienes.

 

Veintisiete.

Es un hermoso día para morir,,,

¡aunque tan lejos de casa!

 

Para devolver los tres

tesoros que me fueron confiados

( y en los que fracasé ):

el alma, el amor y la carne.

 

 

Autor: Julián Rojas.

Derechos Reservados de Autor bajo responsabilidad del mismo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres