Blogia
Nevares

ANECDOTA DE UN HOMBRE COMUN.

ANECDOTA DE UN HOMBRE COMUN.

Desde las pitas colgantes

encima de mi cabeza

mis ropas recién lavadas se asoman húmedas

calzoncillos sábanas pañuelos camisas

como el aura extendida de mi cuerpo

 

Estamos los dos sin piel

estamos tumbados de afectos en la resaca

esperando que se seque el día

pero la jornada se pinta de gris

He almorzado una papa grande cocida

con choricillos

un café pensativo

y luego un cigarro que se eleva

como plegaria levitando en mis dedos

 

Todo es vertical

Se han perdido las líneas rectas

la perspectiva de qué haré más tarde

y estoy por el momento barco somnoliento varado

un cuarto para las dos de la tarde

 

Sale un pedacito de sol

que atraviesa como una lanza la ventana

abrigándome la mano con que escribo

y el verso prosa se vuelve más rápido

Este es un monumento sencillo al ser común

Tenedlo en cuenta

 

Atravesado

equilibrándome en el umbral de la luz

una cana asomándose en mi ceja

en el instante mismo

de ser tragado por el anonimato

 

 

Autor: Julián Rojas

Derechos Reservados de Autor bajo responsabilidad del mismo

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres