Blogia
Nevares

ME BAILA EL ANILLO EN EL DEDO.

ME BAILA EL ANILLO EN EL DEDO.

Estas palabras vienen del otro lado del papel

como de una sien abandonada

latiendo sin la premura de la arteria

y sin duda alteradas por la lente del olvido

Tanta soledad tanta

como para que el anillo baile solo en el dedo

famélico metal amarillo

Y vienen traspuestas de emoción

recién despeinadas por la mañana fría de algodones

Vienen como la promesa de amor entregada en la escuela primaria

-de eso hace como sesenta años-

cuando sí que era magnífico el sol gallardo el gallo

cálido y crujiente el pan de los desayunos

abierta en dos hojas maternales la sonrisa

por donde veíamos entrar los gloriosos barcos

cargados de horizontes a la bahía natal

Triunfos y más triunfos dorados azules

que después derrotarían para siempre los años

 

Estas palabras vienen del otro lado del papel

recién dada vuelta la esquina donde tropezamos fatalmente

enfermos nuestros ojos ahora de un exceso de tinta

de alguna anomalía de la córnea

mientras circula el aire decididamente enfermo

con palpitaciones anómalas del hígado

El traje blanco de la promesa -aunque sigue siendo fiel- está todo agusanado

negro de sus encajes y puños deshechos sus almidones

apolillado en el fondo del closet

Y mientras escribo todo esto me baila el anillo en el dedo

el amarillo de la soledad inunda la mañana

y estoy nadando como el salmón en contra de la mirada aterrada

y de la marejada inexorable de las horas

y de la fuerza descomunal del río humano

 

Autor: Julián Rojas.

Derechos Reservados de Autor bajo responsabilidad del mismo.

 

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres