Blogia
Nevares

AL ENCUENTRO DE CESAR VALLEJO

AL ENCUENTRO DE CESAR VALLEJO

Cierta misteriosa cuchara que se nos apareció sobre una tumba en el cementerio de Montrouge, en París, nos pareció ser un signo inequívoco del reencuentro con César Vallejo, el gran poeta peruano. Creíamos que sus restos reposaban en dicho camposanto. Error: fueron ellos ( en abril de 1970 ) trasladados al de Montparnasse. Allí descansan junto a los de Alekhine ( ajedrecista ), Beckett y Ionesco ( dramaturgos ), Hachette, Flammarion y Larouse ( editores ), Citroän ( industrial ), la actriz Jean Seberg, el músico Camile Saint-Saens y los escritores Baudelaire, Simone de Beauvoir, Julio Cortázar, Marguerite Duras, Maurice Leblanc, Guy de Maupassant, Jean Paul Sartre y Tristan Tzara, entre otros célebres.

París bien vale dos cementerios. Estábamos allí sin preocuparnos de la hora de almorzar, en plena ingesta espiritual. "Yo les llamo a los muertos mis amigos / y les llamo a los vivos mis verdugos ".

Sobre la tumba de Cortázar, un "cronopio", formado por discos sobrepuestos ( ¡qué imaginación! ). Cigarrilos, fotos, poemas,tickets del Metro,,,sobre la del gran Baudelaire; hojas secas en la tumba compartida de Sartre y la Beauvoir ( " nos dormiremos juntos, como dos hermanitos" ). Todo muy bien. Todos en su casa. ¿Y Vallejo? ¿Qué hace "El Cholo" en tierra ajena a sus raíces, a su mestizaje, a su americanismo? Perú debe repatriar sus sufridos huesos y rendirle el público homenaje que se merece más allá de toda duda. Argentina tiene la misma tarea con Julio Cortázar.

 

Autor: Julián Rojas.

Artículo publicado en el diario El Mercurio de Antofagasta ( 22/10/1997 )

con el nombre de Héctor Cordero Vitaglic.

Derechos Reservados de Autor.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres